Que ver en Cuenca en 1 dia

  • INICIO
  • Que ver en Cuenca en 1 dia
Que ver en Cuenca en 1 dia

Que ver en Cuenca en 1 dia

Si estás pensando en venir a Cuenca a visitarla en 1 día te ayudamos a planificar tu visita para aprovechar al máximo tu tiempo y que no te pierdas ninguno de los imprescindibles de la ciudad. Te contamos que ver en Cuenca en 1 día.

Sabemos que no es posible conocer toda esta ciudad Patrimonio de la Humanidad en una sola jornada, y nuestra recomendación es que alargues tu estancia para disfrutar de su historia, de su gastronomía y, sobre todo, de su naturaleza. Pero no te preocupes, vamos a ayudarte para que disfrutes de la ciudad y que tengas ganas de volver.

Cuenca es una ciudad-paisaje, su enclave natural la convierte en una de las ciudades más bonitas de España. Cuenca, la ciudad colgada se sitúa en altura rodeada por las hoces del Júcar y el Huécar, quedando colgada sobre sus ríos.

Si dispones de más tiempo puedes hacer noche en la ciudad y aprovechar para disfrutar de la Cuenca nocturna, asomarse a la ciudad desde el Barrio del Castillo toda iluminada es una de las imágenes que no puedes perderte. Y si quieres disfrutar de toda la provincia te ayudamos a elegir Los 10 pueblos de Cuenca que no te puedes perder.

¡Pues cuenqueemos!

 

¿CÓMO LLEGAR A CUENCA?

Si viajas desde Valencia o Madrid puedes hacerlo en Ave (consulta horarios aquí) hasta la Estación de Fernando Zobel de Cuenca, por un precio medio de 28€, tardando menos de 1 hora. Desde otros puntos puedes llegar en bus o en coche, Cuenca está muy bien comunicada gracias a la A-40.

Tanto si llegas a la estación del AVE como a la de autobuses puedes coger el bus urbano de la Línea 1 hasta la Plaza Mayor. Si llegas en coche te recomendamos que dejes el coche en uno de los parkings de la ciudad y te muevas en los buses urbanos (consulta horarios aquí) o caminando por la ciudad.

RUTA A PIE POR LA CIUDAD Y SENDEROS

Cuenca es una ciudad para caminarla, para disfrutar de todos sus callejones y miradores. En cualquier rincón encuentras un pequeño pasadizo que te conduce a una sobrecogedora vista en las alturas de sus hoces. Cuenca esta llena de lugares imprescindibles que no te puedes perder, si quieres puedes también leer uno de nuestros listados con los puntos imprescindibles de la ciudad 10 Lugares Imprescindibles que visitar en Cuenca.

Nuestro consejo: disfrútala y recórrela sin prisa.

Empezamos nuestro recorrido en la Plaza Mayor donde se encuentra el Ayuntamiento y la Catedral. El edificio más impresionante de la ciudad, la Catedral de Nuestra Señora de Gracia, la primera del Gótico en España. Fue mandada construir por Alfonso VIII y fue su esposa, Leonor de Aquitania y Plantagenet, hermana de Ricardo Corazón de León, quien introdujo los aires góticos tan a la moda de lo que estaba ocurriendo en Francia. Por ser una de las primeras en recoger estos influjos góticos es considera como la primera catedral gótica de Castilla.

Lo mejor es visitarla a primera hora porque es cuando menos visitantes hay y puedes disfrutarla mejor. No te puedes perder como la luz que pasa a través de las vidrieras provoca un efecto místico, muy espiritual, que te sobrecoge. De verdad que es algo mágico.

La visita a la Catedral se complementa con la impresionante vista en altura desde el Triforio de la Catedral de Cuenca. Una pequeña escalera de caracol conduce al visitante hacia el cielo catedralicio. Desde allí nos reciben las impresionantes vistas de la Catedral, un espectáculo singular que nos permite apreciar cada detalle, cada rincón. Desde allí, en el exterior nos sorprenderá la plaza Mayor desde las alturas, donde podemos apreciar no sólo parte de los edificios característicos del Casco Antiguo sino también una vista panorámica de la ciudad nueva y de la Hoz del Júcar, con sus impresionantes paisajes naturales.

 

En la Plaza Mayor puedes aprovechar para realizar algunas compras. En Cuenca puedes todavía encontrar artesanos locales y apostar por ellos, y no sucumbir ante los souvenirs industrializados. También es tu momento para comprar vinos de la tierra y algún producto muy conquense como los zarajos, los quesos manchegos o el resolí. Existen pequeñas tiendecitas en los soportales de la plaza con productos muy auténticos.

 

Desde la Plaza Mayor vamos a dirigirnos al Barrio del Castillo por la Ronda del Río Huécar o Ronda de Julián Romero. Este recorrido es un paseo sencillo y lleno de vistas espectaculares y monumentos. Nuestra primera parada es la Posada de San José, de la que se cuenta que una de sus dependencias inspiró a Velázquez para sus Meninas, hoy en día es un hotelito muy recomendable para venir a Cuenca.

 

Continuamos nuestro paseo y nos vamos a encontrar con la antigua casa del cantante José Luis Perales, fiel conquense, reconvertida en el Restaurante Figón del Huécar. Y llegamos hasta el mirador de Florencio Cañas, un lugar estupendo para disfrutar de las vistas de la Hoz del Huécar.

 

Y cuenqueando por estas calles nos encontramos con el Cristo del Pasadizo, del que podéis conocer su leyenda en este post: Rincones de Cuenca para caer en la tentación.

 

Nuestro camino nos lleva a descubrir la Iglesia de San Pedro que fue levantada sobre una antigua mezquita, y resalta como su planta octogonal al exterior se torna circular en el interior. Ya cerca de los restos de la muralla nos encontramos con la Plaza del Trabuco desde donde podemos disfrutar de unas vistas espectaculares del paisaje que rodea Cuenca.

 

Cabe destacar también el antiguo convento de las Carmelitas, un precioso edificio del s. XVII, que ahora es Museo de la Fundación Antonio Perez.

Y tras pasar bajo el arco de Bezudo legamos al Barrio del Castillo. En esta zona de bares y restaurantes podemos aprovechar para reponer fuerzas y deleitarnos con los estupendos platos de la gastronomía conquense. Imprescindibles: el morteruelo, el ajoarriero, las judías con pérdiz, las ensaladas de las huertas de Cuenca, en temporada las setas, y en especial las carnes de caza… En un día sabemos que no te va a dar tiempo a todo esto, pero sabemos que vas a volver!

 

Y dicho y hecho esto continuamos nuestra visita. Cualquiera te hará un recorrido desandando lo andado y llevándote hasta las Casas Colgadas para verlas desde el Puente de San Pablo: es una opción. Pero nosotros somos cuenqueando, y eso es el instinto natural que te lleva a descubrir nuevos caminos.

 

Así que vámonos a ver las Casas Colgadas desde otro punto de vista. Partimos desde el Mirador del Barrio del Castillo y comenzamos a bajar por unas escaleras. Ya desde aquí las vistas de Cuenca son espectaculares. Después de recorrer las ondulaciones de la roca pasaremos bajo el antiguo acueducto de Cuenca. Desde aquí llegamos al antiguo hocino de Federico Muelas, aunque su estado es ruinoso posee el encanto de esos lugares que han sido vividos y el tiempo les ha ido marcando su historia. Y te preguntarás ¿qué es un hocino?, buena pregunta! Un hocino es una antigua casa de labranza.

Desde aquí verás las huertas del río Huécar, la antigua cárcel de la Inquisición, el Convento de San Pablo, actual Parador Nacional… hasta llegar a las Casas Colgadas. Y desde aquí, a los pies de Cuenca, mirándola hacia las alturas, tan altiva, tan consciente de su belleza, entenderás porque Cuenca enamora.

Nos vemos cuenqueando!!