La Hoz de Beteta: naturaleza, cuevas y buitres

  • INICIO
  • La Hoz de Beteta: naturaleza, cuevas y buitres
La Hoz de Beteta: naturaleza, cuevas y buitres

La Hoz de Beteta: naturaleza, cuevas y buitres

Uno de los parajes más sorprendentes de la Serranía de Cuenca es la Hoz de Beteta. Declarado Monumento Natural, con seis kilómetros de acantilados de 80 metros de altura, que durante miles de años han sido excavados en la roca por el río Guadiela.

 

En la Hoz de Beteta podemos realizar un paseo botánico desde la Casa de la Pradera (una zona recreativa) hasta la Fuente de los Tilos. El recorrido es prácticamente llano y dura una hora en total. Pasearemos por uno de los últimos reductos de especies vegetales endémicas, raras y amenazadas, como los bosques de tilos y avellanos, arces, tejos y acebos. También descubriremos una planta carnívora: la Pinguicola mundi, que es una especie exclusiva de la Península Ibérica.

 

En el margen del río Guadiela podremos descubrir en su propio hábitat varias especies de aves como el alimoche, el alcotán, el martín pescador, el búho real, así como quedarte contemplando las enormes buitreras, anidación del buitre leonado.

 

El broche final lo pone la visita a la Cueva de la Ramera, una cueva kárstica que en la Edad de Bronce fue habitada por el hombre. Actualmente se encuentra cerrada por obras de adecuación en sus instalaciones, pero bien merece la pena llegar hasta ella.