Los arquitectos más sorprendentes del Mundo Animal

Arquitectura Sostenible

  • INICIO
  • Los arquitectos más sorprendentes del Mundo Animal
Los arquitectos más sorprendentes del Mundo Animal

Los arquitectos más sorprendentes del Mundo Animal

LOS ARQUITECTOS MAS SORPRENDENTES DEL MUNDO ANIMAL: ARQUITECTURA SOSTENIBLE

 

La arquitectura animal nos sorprende continuamente. Al igual que los humanos, muchos animales crean sorprendentes arquitecturas con distintos fines. La supervivencia, la reproducción o la búsqueda de alimento marcan la estética de estos osados arquitectos.

 

Existen verdaderos arquitectos seductores. En los bosques de Nueva Guinea y en Australia vive el pájaro jardinero, quien durante el cortejo tendrá que esforzarse para construir un nido que le sirva para seducir y atraer a la hembra. Este nidito de amor lo construyen sobre el terreno, y llega a tener casi un metro de altura. A él se llega por un caminito que el macho adorna con flores, conchas, plumas y cristales dispuestos con sumo cuidado, y hasta alguna chuche para la amada como gusanos o insectos. La hembra elegirá al macho no sólo por su pericia arquitectónica, sino al que haya usado más colores llamativos, haya dispuesto con mayor simetría los distintos adornos; en definitiva, el macho jardinero tiene un gran trabajo si quiere llegar a culminar tan seductora labor.

 

En ocasiones su finalidad es la de encontrar un refugio, es el caso de las termitas de la Sabana Africana y el África Tropical que construyen asombrosas edificaciones con gran proeza técnica. Son capaces de erigir enormes montículos termoaislantes, que les ofrecen refugio y además, fertilizan su entorno. Estos termiteros son un modelo de construcción sostenible perfecta que sirve de inspiración para los nuevos diseños humanos basados en la biomimética, la arquitectura del siglo XXI busca sus principios en la naturaleza, ofreciéndonos ésta soluciones para desandar lo andado y sustituir con valentía aquellos modelos y materiales que se han probado nocivos para las personas y el medio ambiente.

 

 

Pero si hay un animal que sirva de inspiración, esa es la abeja. A excepción de la Antártida, la encontramos en todos los continentes allá donde haya una flor que polinizar. Su relación con el hombre se remonta miles de años atrás, ya en la tumba de Tutankamón aparecieron tarros de miel. Aunque estudiada, protegida y admirada por muchos, últimamente lo está pasando mal porque son muchos los enemigos frente a los que debe luchar. Aún así, a las abejas las debemos una de las más eficientes estructuras: las colmenas. Han sabido crear una estructura desarrollando su potencial máximo gracias al empleo del hexágono. Es decir, una arquitectura útil y eficaz que optimice el empleo de los materiales.

 

 

Cuando nos vamos adentrando en la naturaleza, vemos cuánto necesitamos aprender sobre ella, de su complejidad y, al mismo tiempo, de su simplicidad. Debemos aprender de nuestro entorno, la próxima vez que vayas a la naturaleza hazlo de forma consciente, aprende de ella. Es posible comenzar a trabajar de manera más integrada con la naturaleza, no explotándola de manera indiscriminada. Tratemos de hacer, ante todo, un ejercicio de humildad. Entender las soluciones que nuestro entorno natural nos muestra son la mejor forma de lograr arquitecturas más sostenibles.